Bienestar

Abbott trae a Colombia la autoprueba de VIH Panbio

0

Estos tests superan las barreras, incluido el acceso a la atención médica y el estigma asociado.

Abbott anunció el lanzamiento de su nueva prueba casera de VIH: Panbio HIV Self-Test, para venta libre en farmacias y droguerías en Colombia.

Ha habido avances significativos alrededor de la detección y tratamiento del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), pero el miedo y el estigma de obtener un resultado positivo son dos de las principales razones por las que las personas evitan realizarse una prueba. Esta innovación trae un dispositivo confiable y preciso para enfrentar la epidemia del VIH, lo que permite una detección confiable de esta condición en la privacidad de los hogares o donde las personas estudian, socializan y trabajan.

La autoprueba Panbio de VIH es un test rápido de sangre que funciona mediante un pinchazo en el dedo para la detección de anticuerpos contra el VIH-1 y el VIH-2 y ofrece resultados entre 15 a 20 minutos. También reconoce a las personas como positivas de 1 a 14 días antes que las pruebas anteriores de segunda generación por exposición a la infección por VIH. Varios estudios y metaanálisis han demostrado que la recolección de sangre para autodiagnóstico del VIH es más precisa en comparación con la recolección de fluidos orales (saliva) para pruebas de diagnóstico rápido.

“Durante la pandemia, el progreso contra el VIH se desaceleró debido a que los recursos se desviaron en muchas áreas. Ahora es el momento de intensificar la lucha contra el VIH llegando a más personas, especialmente a las que son renuentes a buscar atención en entornos profesionales. Dar a las personas la capacidad de autoevaluarse conveniente y discretamente en la privacidad de sus hogares ayuda a prevenir la transmisión del virus y lleva a más personas al sistema de atención médica donde pueden recibir tratamiento y asesoramiento”, comentó el Dr. Oscar Guerra, director Médico de Diagnósticos Rápidos en Abbott.

Los objetivos globales para reducir y acabar con el VIH avanzan rápidamente. El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) tiene como objetivo diagnosticar al 95% de todas las personas con VIH, proporcionar terapia antirretroviral al 95% de los diagnosticados y lograr la supresión viral al 95% de los tratados para 2030. Y hacer que las pruebas rápidas, privadas y confiables sean accesibles, es fundamental para ganar la lucha para acabar con el VIH.

En Colombia, según el último reporte de Cuenta de Alto Costo, se identificó un total 143.274 personas con diagnóstico de VIH. Adicionalmente, para cierre del 2021, se reportaron 14.698 casos de personas viviendo con VIH. Cabe señalar que esta cifra representa un incremento del 30.1% respecto a las reportadas en el mismo periodo epidemiológico de 2020.

“Si bien se han logrado avances significativos con la terapia antirretroviral, que puede reducir la carga viral de una persona a niveles indetectables, las personas solo pueden aprovechar la terapia si saben que son VIH positivos, y eso requiere pruebas. La autoprueba de VIH Panbio es el primer paso para ayudar a las personas a determinar su estado serológico y acercarse a la atención si es necesario para obtener el mejor tratamiento y apoyo”, añadió el Dr. Guerra.

Abbott fue pionero en este segmento de pruebas al realizar un piloto desde agosto de 2022 en diferentes territorios del país, en el que se distribuyeron 14 mil autotests de CheckNOW VIH (tecnología de Abbott que se utilizó únicamente para uso institucional). Panbio HIV Self Test estará disponible para su compra en farmacias y droguerías de toda Colombia a finales del mes de diciembre.

Las contribuciones de Abbott para combatir el VIH
Panbio HIV Self Test se basa en décadas de experiencia de Abbott en la investigación y detección de enfermedades infecciosas, desde el desarrollo de la primera prueba de VIH en Estados Unidos en 1985 hasta el reciente liderazgo en hacer que las pruebas sean más accesibles durante la pandemia de COVID-19. En la actualidad, Abbott fabrica una variedad de pruebas de VIH que mejoran la capacidad para detectar, monitorear y rastrear el VIH en laboratorios y en el punto de atención.

Abbott también continúa avanzando en la ciencia sobre el VIH. A través del trabajo de vigilancia viral global, los científicos de Abbott descubrieron, en 2021, una alta prevalencia de controladores del VIH, un grupo de personas que viven con el VIH controlado, sin medicamentos antirretrovirales en la República Democrática del Congo. El descubrimiento podría ser la clave para una cura en el futuro. Además, la compañía anunció el hallazgo de un nuevo subtipo de VIH en 2019. Esta fue la primera vez que se identifica un nuevo subtipo de VIH-1 desde el 2000. Desde entonces, Abbott ha puesto la nueva secuencia a disposición de la comunidad científica para evaluar su impacto en pruebas de diagnóstico, tratamientos y posibles vacunas.

La carga mundial de personas que viven con VIH no debe pasarse por alto
El VIH es el virus que puede provocar el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, más comúnmente conocido como SIDA. El virus se transmite por contacto sexual, exposición a sangre infectada, ciertos fluidos o tejidos corporales y de madre a hijo durante el embarazo, el parto y la lactancia.

Desde el comienzo de la epidemia de SIDA en 1981, 79 millones de personas se han infectado con el VIH y se estima que 37.7 millones de personas en todo el mundo viven con el virus. De este grupo, 6 millones no saben que viven con el VIH. El estigma es una de las principales razones por las que las personas evitan hacerse la prueba.

A través de auto pruebas asequibles y convenientes, se puede eliminar la barrera social de solicitar a un proveedor de salud una prueba de VIH, lo que facilita a las personas que desean conocer su estado serológico y buscar tratamiento a través de la terapia antirretroviral.

Abbott continúa apoyando los esfuerzos de eliminación del VIH a través de opciones de pruebas rápidas para uso de los gobiernos, la salud pública, los médicos y, ahora, las farmacias y droguerías.

Pruebas de VIH confiables, precisas y fáciles de usar en la privacidad del hogar
La autoprueba de VIH Panbio está destinada a usuarios no capacitados para ayudarles en el diagnóstico de la infección por VIH-1 o VIH-2. La prueba reconoce a las personas como positivas entre 1 y 14 días antes que las pruebas de segunda generación, lo anterior derivado de la exposición a la infección por el VIH, lo que ayuda a reducir la transmisión por una detección más temprana. En las evaluaciones clínicas de la autoprueba, cuando la realizaron usuarios no profesionales, la prueba demostró una sensibilidad del 95.1% y una especificidad del 99.6% y logró una sensibilidad del 100% y una especificidad del 99.9% en un entorno profesional.

El kit de Panbio contiene instrucciones de uso, un casete del dispositivo, solución, lanceta y otros artículos necesarios para usar y desechar la prueba de manera segura.

Para comenzar la prueba, se recolecta una muestra de sangre por punción en el dedo y se transfiere con un gotero de muestra al casete donde se mezcla con una gota de solución.

Los resultados estarán disponibles entre 15 y 20 minutos en el dispositivo casete como se indica en las instrucciones. Un resultado positivo debe ser confirmado por un proveedor de atención médica mediante las pruebas de confirmación adecuadas.

Panbio HIV Self Test no está diseñado para usarse como una prueba de detección del VIH para la donación de sangre.

DiDi reafirma su compromiso con Colombia

Previous article

Warner Bros. Discovery festeja el centenario de su estudio

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up