Pulso

El e-commerce promueve la economía colombiana

0

Según Ecomsur, es la principal cortina de las marcas que les ayuda a fortalecer sus canales de atención.

El comercio electrónico ha contribuido significativamente al crecimiento de la economía colombiana permitiendo el fortalecimiento de los negocios de cualquier tamaño y convirtiéndose en un aliado fundamental, incluso en los momentos más difíciles como los cierres de tiendas físicas generados por la pandemia que inició en el 2020 y la alza en la inflación este año.

Así lo muestran algunos resultados, por ejemplo, el último Día Sin IVA en Colombia, el cual tuvo ventas récord, de las cuales un total de 678.600 millones de pesos corresponden a canales digitales, según el reporte de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE).

Para Ecomsur, empresa líder en Fullcommerce®, desarrollo web y omnicanalidad en Latinoamérica, el e-commerce es un impulsor de la economía, ha contribuido en el crecimiento de las empresas y se ha convertido en una de las estrategias principales para las marcas; no solo generando negocios por sí mismos en dicho canal, sino que ha conllevado también a que todas las empresas fortalezcan el resto de sus canales, pero sin competir entre ellos mismos.

En líneas generales, secundó a que muchas de estas organizaciones -desde las micro hasta las grandes- no cayesen o sucumbieran ante el impacto intempestivo de la incertidumbre.

Así mismo, la omnicanalidad, como estrategia pionera en el ámbito de experiencia del cliente, ha demostrado que la integración de los procesos entre consumidor, empresa y colaboradores crea una experiencia unificada, que aunada al concepto Fullcommerce®, el cual, acompaña al usuario desde la creación del sitio web hasta los procesos de logística y entrega al consumidor final, cierra de manera exitosa el círculo de compra y venta offline y online.

En el contexto local, alrededor del 50% de los colombianos que tienen acceso a Internet son compradores online, según un estudio de la CCCE, y el 20% de estos hacen al menos una transacción por semana, lo que conlleva a que las ventas e-commerce en Colombia hayan alcanzado en el último año el 3.6% del PIB. El mismo estudio menciona que hasta el primer trimestre de 2022 el total de ventas en línea, incluyendo comercio minorista, fue de aproximadamente de 12.2 billones de pesos; en otras palabras, 47.6% más en comparación con el primer trimestre de 2021. Lo que representa un panorama positivo para el sector y la economía del país.

Es así como, en un mundo globalizado, pese a las situaciones económicas de cada país, se proyecta que este sector siga creciendo.

“El comercio electrónico desde su origen ha contribuido a posicionar a las empresas, se ha convertido en la principal cortina de las marcas y ha ayudado a las empresas a fortalecer todos sus canales. Y si bien, estamos entrando a una recesión en algunos países a nivel mundial, lo que golpeará obviamente a la industria completa, el e-commerce se ha naturalizado tanto en el mercado como en la vida cotidiana de las personas, que es impensable un futuro sin éste”, menciona Mario Miranda, CEO de Ecomsur.

Sin lugar a dudas, el Comercio Electrónico se ha ganado un sitial en la importancia económica de los países, su incursión sobre el retail es cada vez mayor, por lo que ya se habla de un comercio unificado que significa poder juntar todos los canales y fidelizar al cliente en todos los medios, dando paso al Fullcommerce®.

“Las empresas tienen que adaptarse al consumidor. El gran desafío está al lado de la empresa porque el consumidor es cada vez más exigente, quiere tener más opciones; muchas de estas empresas que empiezan a invertir millones en el servicio crean un nuevo estándar en los consumidores”, concluye Miranda.

El comercio electrónico toma un rol fundamental en la economía de un país, y no exclusivamente para finiquitar un proceso de venta, también lo será para ayudar a la omnicanalidad que cobra cada vez más fuerza; y de esta forma rentabilizar tanto el canal digital como el físico; en un contexto mucho más normalizado, con los comercios prácticamente abiertos en su totalidad y mucho más robustecidos para permear más movimientos económicos que están pegando a miles de empresas.

Celulares sin IVA, la apuesta de Infinix Colombia

Previous article

GeoVictoria, líder en servicios de control de asistencia

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in Pulso