Pulso

La transformación digital debe considerar la sostenibilidad

0

La pandemia obligó a las empresas a efectuar profundos cambios culturales y de modelos.

Las empresas de todo el mundo se enfrentan hoy a dos retos: implementar las soluciones tecnológicas adecuadas para asegurar su transformación digital y tomar las medidas más convenientes para que su labor sea sostenible en el tiempo. Estas dos necesidades convergen y están estrechamente relacionadas.

En el primer tema, y para el caso de Colombia, el Índice de Madurez Digital 2021 (IMDV), realizado por la consultora chilena Virtus en alianza con el CESA, indica que cerca del 80% de las empresas del país, entre grandes y startups, se identificaron con el hecho de que la pandemia impulsó con más fuerza sus procesos de transformación, llevándolas a efectuar profundos cambios culturales y de modelos.

El estudio también destaca que, en una escala de 0 a 100%, las pymes promediaron un IMDV del 37.1%, posicionándolas en un nivel de madurez digital inicial, mientras que las grandes empresas y startups promediaron un IMDV de 56.5 y 62.4%, respectivamente.

Por otra parte, la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) señala que 6 de cada 10 empresas cuentan hoy con estrategias de transformación digital, un avance significativo, si se considera que hace cuatro años la cifra era del 25%.

Sin embargo, es necesario considerar que la aceleración de la transformación digital y el crecimiento exponencial de la necesidad de generar, capturar, transmitir, almacenar y procesar información están estrechamente relacionados con la sostenibilidad, lo que ubica a los data centers, especialmente, en el punto de atención del mundo.

Para expertos de Cirion, la sostenibilidad y rentabilidad del negocio no son excluyentes.

“El cuidado del medio ambiente y los compromisos hechos alrededor de este tema no son una cuestión de altruismo. Para las empresas es y seguirá siendo importante mantenerse rentables y competitivas en un mundo que cada día se enfoca en la tecnología y sus avances”, manifiesta Gabriel del Campo, Vicepresidente de Data Center, Cloud y Seguridad de Cirion Technologies.

Descarbonización, el mayor objetivo
Uno de los propósitos más promovidos por las organizaciones del planeta está relacionado con la descarbonización, común a todos los sectores productivos.

En ese sentido, la Agencia Internacional de la Energía estima que, si se cumplen a tiempo todos los compromisos climáticos anunciados por los Gobiernos mundiales, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) procedentes de la energía y los procesos industriales se reducirían en un 50% para 2050.

Además, las compañías de diferentes tamaños están siendo objeto de presiones en toda la cadena de suministro para descarbonizar sus operaciones y activos físicos, ya que el 70% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) proceden, precisamente, de allí.

“El propósito se multiplica y se vuelve más desafiante: ya no se trata solo de dejar de hacer daño al planeta, tal como proponían hasta hace unos años las políticas de Responsabilidad Social Empresarial, sino que también es necesario generar un beneficio para el medioambiente”, añade del Campo.

En este sentido, es común escuchar hablar del uso creciente de energías renovables como la solar, la eólica y la mareomotriz, o el uso de componentes tecnológicos cada vez más eficientes en términos de consumo energético.

“Si bien todo eso es correcto, las prácticas sustentables deben formar parte del ADN de las organizaciones y permear cada proyecto e iniciativa que surja, desde la optimización de procesos hasta la eliminación de ineficiencias y la capacidad de detectar redundancias, sin olvidar las estrategias de transformación digital, para generar un impacto verdaderamente positivo en el planeta”, señala del Campo.

En esto tiene también una gran importancia el papel de toda la cadena de valor, por lo que proveedores y colaboradores externos deben estar alienados con esas políticas particulares de sostenibilidad.

Por ejemplo, los facilitadores de servicios gestionados de centro de datos y de conectividad que puedan demostrar sus cálculos y previsiones de huella de carbono están ayudando a sus clientes actuales y potenciales a avanzar en sus propias iniciativas de descarbonización, en las que la Nube tiene un rol clave al permitir un uso eficaz y razonable de los equipos tecnológicos.

“Aunque la frase el futuro es digital tiene mucho sentido en un mundo dependiente de la tecnología, es la sostenibilidad la que asegurará la calidad de vida y el bienestar de las próximas generaciones”, concluye del Campo.

IFX Networks consolida las Comunicaciones Unificadas como Servicio

Previous article

Thermo King reduce su huella de carbono

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Pulso